Menú Cerrar

Quien y cuando se construyo la catedral de Notre Dame?

¿Quién y cuándo se construyó la catedral de Notre Dame?

Catedral de Notre Dame (París)

Catedral de Notre Dame de París
Historia del edificio
Fundador Maurice de Sully
Primera piedra 24 de marzo de 1163 por el papa Alejandro III u obispo Maurice de Sully
Construcción 1163-1345

¿Cuántos años tiene la Iglesia de Notre Dame?

859Catedral de Notre Dame / Cantidad de años (1163-1345)

¿Cómo se construyó la iglesia de Notre Dame?

Su construcción requirió la demolición de varias casas en el pequeño barrio medieval y dos iglesias existentes en la Île de la Cité que había sido, en su propio día, construida sobre un antiguo templo pagano. La primera piedra se colocó en junio de 1163, en una lujosa ceremonia a la que asistió el Papa Alejandro III.

LEA TAMBIÉN:   Cuanto tarda en madurar un platano verde?

¿Qué personaje creado por Victor Hugo relacionas con la catedral de Notre Dame?

Quasimodo es el personaje principal de la obra Nuestra Señora de París, del escritor francés Victor Hugo, un hombre que vivía en la catedral.

¿Dónde está la iglesia de Notre-Dame?

La iglesia de Notre-Dame fue construida entre los años 1163 y 1240 por iniciativa del obispo Maurice de Sully. Esta catedral, consagrada a la Virgen María, está situada en el centro de la ciudad de París, en la isla de la Cité.

¿Cuándo se construyó la catedral de Notre Dame?

La catedral de Notre Dame comenzó a construirse en el año 1163 y finalizó en el año 1345. Hablamos de casi dos siglos de trabajo infatigable, generaciones enteras que vivieron al servicio de esta magnífica obra, sin mayor interés que dejar el testimonio de su fe inscrito en la piedra.

¿Cuál es la fachada de Notre Dame?

Fachada occidental. Tras más de 850 años de existencia, Notre Dame de París ha persistido como un espacio vivo.

LEA TAMBIÉN:   Como hacer una recarga por telefono?

¿Qué pasó con Notre Dame?

Durante la década de 1790, tras la Revolución francesa, Notre Dame fue desacralizada y sufrió el robo y dispersión de muchos de sus bienes así como la profanación de parte de su imaginería religiosa, que quedó dañada y destruida.