Menú Cerrar

Que pasa si un pescado se vuelve a congelar?

¿Qué pasa si un pescado se vuelve a congelar?

Cuando descongelados un pescado o marisco ya sea crudo o cocinado, se reactiva la actividad de los patógenos que viven en él. Cuando el pescado se ha descongelado y los microorganismos y bacterias que estaban inactivos han vuelto a crecer en él, volver a congelarlos supone un riesgo para la salud que se debe evitar.

¿Qué pasa si vuelvo a congelar langostinos cocidos?

Pero si volvemos a congelarlo, lo haríamos con una mayor concentración de bacterias que la primera vez, bacterias que en la segunda descongelación volverían a reproducirse, con el evidente riesgo para nuestra salud.

¿Se puede descongelar un filete del congelador?

Por tanto, si hemos sacado un filete del congelador para preparar la comida, y nos surgen planes mejores pero este ya está medio descongelado, lo más recomendable y seguro es no volver a recongelar.

LEA TAMBIÉN:   Como ganar en un concurso de belleza?

¿Se puede recongelar un alimento que se ha congelado?

¿Un alimento se puede recongelar? ¿Un alimento que se ha congelado, si se descongela, se puede volver a congelar? Pues aunque la mayoría de los lectores hayan contestado que no, salvo mis asiduos seguidores y lectores de libros y ebooks, esta operación sí se puede hacer pero únicamente en determinados casos.

¿Se puede volver a congelar?

Y, entonces sí, volver a congelar. El calor sí mata a las bacterias, el frío solo las detiene», dice Carmen Tejedor, del Departamento de Microbiología y Genética de la Universidad de Salamanca. Insistimos: ¿y si he sacado el filete del descongelador y antes de que quede fresco me han invitado a una cena irrenunciable y no lo quiero tirar?

¿Por qué se descongelan las bacterias en el congelador?

Las bacterias, durante su estancia en el congelador, han estado como «aletargadas», nunca muertas, y en cuanto se descongelan, quieren «recuperar el tiempo perdido» y aumentan su virulencia. Con el frío, tanto de la nevera como del congelador se pueden hacer verdaderas maravillas, pero nunca milagros.

LEA TAMBIÉN:   Que vio Marco Polo en China?