Menú Cerrar

Donde se encuentra el nitrogeno en las plantas?

¿Dónde se encuentra el nitrógeno en las plantas?

El nitrógeno es, junto al potasio y el fósforo, un elemento primario de las plantas. Se puede encontrar en los aminoácidos; por tanto, forma parte de las proteínas, las amidas, la clorofila, hormonas (auxinas y citoquininas, nucleótidos, vitaminas, alcaloides y ácidos nucleicos).

¿Qué alimentos tienen mucho nitrógeno?

Alimentos ricos en nitrogeno Los alimentos que contienen más nitrógeno son las carnes rojas, pescados, frutas verdurtas, cereales, legumbres en general, harinas, lentejas, atún…

¿Cuál es la importancia del nitrógeno en las plantas?

Sin embargo, decir esto no es nada técnico, por lo que vamos a añadir algunas cosas más. Así veremos la verdadera importancia de este elemento en las plantas. El papel más importante del nitrógeno en los cultivos es formar parte de las proteínas vegetales (lo que hemos comentado de crear masa…).

¿Cómo afecta el exceso de nitrógeno a las plantas?

El exceso de nitrógeno en las plantas provocará un desarrollo descontrolado en las mismas, en que sus tallos se lignificarán menos y tendrá más partes blandas. Este es un entorno ideal para la aparición de plagas y enfermedades, que se cebarán en unas plantas desarrolladas demasiado rápido y mal.

LEA TAMBIÉN:   Que es el RRHH?

¿Por qué las plantas necesitan recurrir al nitrógeno?

Debido a esto, las plantas necesitan recurrir al nitrógeno presente en el suelo de forma natural, aunque su presencia es mucho menor que en la atmósfera. El nitrógeno se fija al suelo a lo largo de distintos procesos, pasando de la atmósfera al suelo y a distintos organismos en lo que se conoce como el ciclo del nitrógeno.

¿Cómo asimilan las plantas el nitrógeno?

Las plantas asimilan el nitrógeno bajo la forma de amonio La asimilación de nitrógeno consiste en la incorporación del NH 4+ a moléculas orgánicas. El NH 4+ puede ser absorbido como tal, de la reducción del NO 3-que las plantas absorben, o del N 2 atmosférico que bacterias asociadas a plantas son capaces de reducir (figura 2 y 6).